20 errores que probablemente cometes con tu maquillaje

0
20 errores que probablemente cometes con tu maquillaje
6 votos - 5

La sociedad está claramente obsesionada con aprender acerca de todo lo relacionado con la belleza, y hay que admitir que la gran cantidad de información existente puede ser intimidante, y algunos tips pueden perderse. ¿Estás utilizando el cebador correcto? ¿Estás utilizando bronceador correctamente? ¿Y es el polvo realmente necesario? Es fácil cometer algunos graves errores de maquillaje sin siquiera darte cuenta. Y eso acaba ahora. Si estás luchando para cumplir tus resoluciones de Año Nuevo, 2015 es el año en que cambia eso.

errores-de-maquillaje

Una vez que veas que errores que has estado haciendo, te juro que nunca lo harás de nuevo – después de todo, tu reputación de belleza está en juego… Dudo que sean solo los novatos que cometan estos errores, así que sigue leyendo: incluso si eres una profesional, puedes aprender un truco o dos. A continuación los 20 errores más comunes que probablemente cometes con tu maquillaje.

1No limpiar tus pinceles de maquillaje

Todos fuimos culpables de esto en varias ocasiones, e incluso la mayoría de los artistas confiesan que limpiar el pincel es su parte menos favorita del trabajo. Pero incluso si no te importa que los pinceles sucios puedan causarte brotes de acné, no olvides que también están afectando a la aplicación de maquillaje. No sólo los colores se verían extraños y sucios todos juntos, pero una técnica precisa puede ser muchísimo más complicada – las cerdas ya están sobrecargadas de pigmento, borrando cualquier chance de tener un maquillaje perfecto.

2Poner bronceador en toda tu cara

Si quieres fingir un bronceado, usar autobronceador en la cara, no bronceador – la línea del cabello pálido y el cuello serán un claro indicativo. Aplica ligeramente un bronceador con brillo sutil hasta el puente de la nariz, los pómulos, el mentón y la frente para imitar un verdadero bronceado.

3Probar base en la parte trasera de nuestra mano

Esto parece bastante obvio, pero todos lo hemos hecho. ¿Por qué deberíamos probar una base en nuestras manos cuando vamos a llevarla en nuestras caras? La cara y la mano muchas veces no son del mismo color ya que no reciben la misma cantidad de exposición al sol. Prueba a aplicar la base en la línea de tu mandíbula para una combinación perfecta.

4Dormir con maquillaje

Sabes que esto es malo, pues después de todo es la razón por la que la industria creó toallitas para este asunto. Pero no solo causa brotes — dormir con la cara sucia puede hacerte envejecer más rápido, pues el maquillaje se queda en tus poros y los estira, lo cual es permanente con el pasar del tiempo. Poros estirados = piel más vieja. Si hubiéramos sabido hace años que lavarnos la cara era la clave para tener una piel más joven, tendríamos mejores hábitos desde hace mucho tiempo.

5Aplicarte mal el corrector

Cuando puede parecer que aplicar corrector nada más en tus círculos oscuros tiene sentido, aplicarlo en una forma triangular al revés debajo del ojo crea un efecto brillante que se ve mucho más natural.

6Aplicar delineador labial solo en los bordes

A no ser que quieras volver a los 90s, no hagas esto. Incluso si aplicas labial arriba, el color desaparece, dejando un extraño anillo alrededor de tu boca. En su lugar, abandona el delineador o llena las líneas.

7Ponerte máscara antigua todos los días

A menos que sudes mucho o seas nadadora sincronizada, no deberías usar una fórmula antiagua todos los días. Seca mucho las pestañas, y como son difíciles de remover, probablemente te frotas mucho los ojos lavándote la cara y acabes arrancándote algunas pestañas.

8Saltarte la capa base

Si te preguntas por qué tu manicura “DIY” nunca dura más de unos pocos días sin romperse, es por esta razón. La capa base aprieta la laca, lo que resulta en una pintura más impecable y duradera.

9Usar la fórmula incorrecta de rubor

Si tu rubor parece poco natural, considera cambiar de crema a polvo (o viceversa). Mientras que el polvo puede durar más, la crema deja un resultado más natural — pero tanto el tipo de piel como la temporada juegan un factor importante al momento de elegir uno de estos. Los rubores de crema pueden derretirse y caerse en pieles lisas (en especial en Verano), mientras que el polvo puede hacer notar arrugas e imperfecciones.

10Usar demasiada base

A menos que intentes ocultar deliberadamente manchas y arrugas, no hay razón para aplicar base en toda tu cara — puede hacer parecer que llevases una máscara. Concéntrate en áreas problemáticas como la zona T, alrededor de la nariz y debajo de los ojos, y deja el resto de tu cara fresca.

11No usar tapa poros con una sombra de brillantina

Si odias usar sombras con brillantina por todos los restos que quedan, es porque lo estás haciendo mal. Moja un cepillo con gotas para los ojos, aplícalo en la zona que desees, y aplica la sombra. Puede parecer raro, pero es mucho más probable que la brillantina se mantenga de esta forma. Cualquier brillantina adicional puede ser removida con cinta adhesiva.

12No asegurar el corrector

Si crees que acabaste de esconder las manchas con un poco de producto, piensa de nuevo. Incluso con tapa poros, el corrector puede develar tus secretos más oscuros (o rojos). Usa un poco de polvo transparente para asegurar ese look.

13Rizar tus pestañas con máscara.

No, no, no. No solamente acabará con la máscara que tenías puesta antes, sino que puede que la rizadora se pegue a la máscara y te arranques algunas pestañas.

14Aplicar incorrectamente el rubor

Esperemos que no pases el día nada más aplicándote dos círculos en las mejillas. Sonríe y aplica el rubor desde las manzanas de las mejillas, y bajando lentamente, asegurándote de que el color sea uniforme.

15Usar acetona para remover laca antigua

Esto es un sabotaje serio — y la razón principal de porqué algunas manicuras de salón no duran. Los químicos en la acetona queman la pintura — la principal razón por la que se fabrica, haciendo la manicura inutilizable. Usa un removedor de laca en su lugar.

16Aplicar maquillaje con poca luz

Puede que se sienta raro aplicarte el maquillaje en tu garaje o en la sala, pero puede dar los mejores resultados. Colócate no solo en un sitio bien iluminado, pero en un espacio con iluminación similar a tu destino. Si vas a tu brillante oficina después de aplicarte el maquillaje en tu oscuro baño, tus compañeros de trabajo te verán raro.

17Conservar mucho tiempo el mismo maquillaje

Si estás terminando la universidad y usas el mismo maquillaje que tenías en bachillerato, deséchalo de inmediato. El maquillaje expira entre 6 meses y dos años después de su fabricación, así que vigila las fechas de vencimiento.

18Aplicar el tono equivocado de corrector

Cuando puede que tenga sentido aplicarse un tono más claro, solo estás recalcando lo que tratas de ocultar. Usa un tono que coincida con tu base, que a su vez debe coincidir con tu tono de piel.

19Usar un tubo de máscara casi vacío

Cuando haces esto, no estás solamente recogiendo el último trazo de máscara restante, sino que también introduces aire en el tubo, lo cual puede secarlo. A menos que quieras pestañas pegajosas, compra un tubo nuevo.

20Usar el tapa poros equivocado con tu fórmula de base

Si usas una base a base de agua, no la combines con un tapa poros a base de silicón. En su lugar, usa bases y tapa poros de agua los dos, o de silicón los dos.

Dejar una respuesta