6 Tips para conseguir una cintura pequeña

0
6 Tips para conseguir una cintura pequeña
2 votos - 5

Toda mujer sueña con tener una cintura pequeña. Las cinturas ‘de avispa’, con conocidas desde la antigüedad como uno de los atributos más bellos y sensuales que pueda tener el cuerpo de una mujer.

Esta zona, por formar parte del abdomen en su parte anterior, se caracteriza por aumentar de diámetro cuando ocurre un aumento del peso corporal. Asimismo, la cintura y el abdomen son dos de las áreas donde más se acumula la grasa del cuerpo. Es por esto que la tarea de lograr tener una cintura definida y delicada, para muchas puede resultar ser todo un reto.

Algunas mujeres tienen la dicha, de tener una cintura definida por naturaleza, debido a su contextura natural. Sin embargo, no todos los cuerpos son iguales, y a veces la tan añorada cintura de 60 cm, se debe quedar como un sueño. Esto se debe a que de acuerdo a tu tipo de cuerpo, tu cintura se adecuará a tu estatura y peso, y no necesariamente tendrá la medida conocida erróneamente como ‘perfecta’.

tips-cintura-pequena

Tener una cintura pequeña, dependerá del tipo de cuerpo que tengas, los ejercicios que realices con regularidad y de tu alimentación.

Para ayudarte con esta meta, te presentamos a continuación algunos tips para tener la tan soñada cintura pequeña:

1. Olvídate de los 60 cm:

Por años, los concursos de belleza y agencias de modelaje nos han hecho creer que para que una mujer sea considerada perfecta, debe tener una cintura con una medida exacta de 60 cm. Es hora de dejar ese falso mito en el pasado. La medida que tenga tu cintura será perfecta, de acuerdo a tu peso ideal y tipo de cuerpo. Es importante que aceptes y ames tu cuerpo tal y como es, y que si te acompleja el grosor de tu cintura, busques métodos y estrategias saludables para lograr definirla.

2. El ejercicio físico será tu mejor amigo:

Para lograr perder peso y alcanzar tu figura definida, debes realizar ejercicio cardiovascular al menos 30 minutos, 5 días a la semana. El ejercicio cardiovascular además de ayudar a perder calorías y grasa, ayuda a tonificar los músculos del cuerpo, estimula la oxigenación de todos los tejidos, y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. El ejercicio instaura en la vida diaria, una rutina motivacional que desafía los propios estándares personales y ayuda a aceptarse así mismo. Cualquier actividad aeróbica te ayudará a perder peso, incluyendo la grasa abdominal. Trota, camina, nada, maneja bicicleta, inscríbete en un gimnasio, o equipo de cualquier deporte competitivo.

3. Integra a tu entrenamiento ejercicios de fuerza:

Los ejercicios que exigen manejar fuerza, acelera la tasa metabólica en reposo de tu cuerpo, ayudando a perder más calorías. No es necesario realizar este tipo de ejercicios todos los días, ya que inclusive pueden provocarte lesiones. Con realizarlos 2 días a la semana es suficiente. Los ejercicios de peso incluyen aquellos que exigen que cargues pesas o que manejes tu propio peso, en cualquiera de los dos casos, es recomendable que los realices bajo supervisión profesional.

4. Realiza ejercicios localizados:

Con la ayuda del ejercicio cardiovascular perderás peso, pero si deseas tonificar y definir una zona en específico de tu cuerpo, es necesario realizar ejercicios localizados. Integra a tu rutina de entrenamiento, ejercicios rotatorios abdominales, así como ejercicios abdominales clásicos o algunos ejercicios de gimnasia.

5. Lleva una alimentación sana:

Mantener una alimentación saludable no solo te ayudará a perder peso y definir tu cuerpo y cintura, sino que te protegerá de diversas enfermedades. Consume productos ricos en vitaminas y antioxidantes, como verduras y las frutas. Reduce al máximo la ingesta de alimentos copiosos, fritos, procesados y dulces. Opta por carbohidratos integrales y proteínas como carnes magras. Adapta tu cocina en pro de aprovechar al máximo los nutrientes, cocinando al horno, al vapor o la plancha.

6. Mantén una postura erguida:

La mala postura contribuye mucho a la aparición de ‘rollitos’ en tu abdomen, estropeando tu silueta y aspecto. Mantén una postura recta cuando estés de pie y sentada. Asegúrate de mantener tu espalda lo más vertical posible. Cuando estés sentada mantén tu abdomen comprimido para ayudar a tonificar tus músculos cuando no estés haciendo ejercicio.

Dejar una respuesta