Consejos para usar correctamente el delineador labial

1
Consejos para usar correctamente el delineador labial
1 voto - 5

El delineador de labios es un cosmético que despierta muchas reservas en la actualidad a pesar de que se ha transformado notablemente su uso y ha pasado a un segundo plano aquella moda en la que se notaba a miles de kilómetros que se llevaban los labios perfilados o se empleaba para crear efectos de volumen demasiado artificiales.

Hoy en día, lo ideal es elegir un delineador o perfilador de labios igual al lápiz labial o lipstick y rellenar con este para conseguir un efecto más duradero pero que no se salga de la línea de lo natural, este es el concepto que debemos manejar, así que es momento para dejar de temerle y hacer uso diario de una herramienta que tiene mucho por ofrecer.

consejos-uso-delineador-labial

Consejos para usar correctamente el delineador labial

Un buen tip de maquillaje es sacarle punta cada vez que lo vayas a utilizar ya que esto ayuda a que se deslice con mayor facilidad y no maltrate la delicada piel de los labios, las texturas cremosas son ideales por su delicadeza y suavidad. Cada vez que lo aplicas estas creando una especie de barrera protectora que impide que el lápiz de labios se salga del contorno y pueda llegar a acentuar las posibles líneas o arrugas que estén alrededor de los labios.

Una de las ventajas de delinear los labios es que nos ayuda a mostrar nuestros labios mas grandes o mas pequeños dependiendo de que te gusta mas o del maquillaje que uses. Por ejemplo si delineas por fuera, crearas la ilusión de unos labios más grandes, en especial con colores claros. En cambio si lo haces por dentro con un lápiz oscuro y maquilla con un labial parecido puedes hacer que tus labios parezcan mas chicos. Para un delineado proporcionado, sigue las líneas naturales de tu boca.

Si es la primera vez que vas a delinear tus labios comienza a practicar con un tono de delineador que se acerque al tono de tu labial para que los errores no sean muy evidentes. Asegúrate de que tus labios no tengan ningún producto sobre ellos.

Dibuja una línea delgada alrededor de tus labios, si no te sale una linea a pulso prueba haciendo puntos a lo largo de la línea de tus labios en el centro de tu labio superior. Presta atención a las comisuras de los labios pues el producto tiende a acumularse en esa zona. Finalmente, difumina con tus dedos para evitar que queden marcados los trazos y luego rellena con tu labial favorito. Recuerda que las técnicas son distintas para colores suaves y fuertes. Utiliza el dedo o el borde de una esponja de maquillaje para limpiar cualquier cosa fuera de la línea natural del labio.

Tip: una sutil línea debajo del labio inferior, hecha con lápiz blanco, le dará más volumen a tu boca.

Otros usos del delineador de labios abarcan el que pueda utilizarse ocasionalmente como rubor con tan solo mezclarlo en el dorso de la mano con un pequeño toque de iluminador para crear una pasta que deberá ser muy bien difuminada. También es posible crear pecas naturales cada vez que quieras darle un nuevo giro a tu look o ponerlo sobre el párpado móvil tal y como si fuera una sombra de ojos.

La variedad en las cartas de color y las distintas presentaciones que pueden incluir hasta un lado con pincel convierten a este cosmético en infaltable dentro de tu kit de maquillaje.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta