Esmaltes de uñas, algunos datos curiosos

0
Vota!

El esmalte de uñas tal y como lo conocemos hoy día se lo debemos principalmente a la fabricación de las pinturas para los coches. Durante el primer cuarto del siglo XX la empresa Cutex tomó como referencia los descubrimientos que se habían desarrollado para crear los colores de las pinturas para carrocerías e inventó esmaltes de uñas con colores brillantes. Había llegado el momento de ver colores vivos y llamativos.

Los colores en los que se encontraban los esmaltes eran los derivados del magenta, como el rojo, el rosa o el violeta, además del siempre presente negro. Con el paso del tiempo empezaron a mezclarse nuevos pigmentos sintéticos con los que se crearon nuevos colores, tonos o efectos, como los metalizados, los brillos o incluso los que cambian de color cuando se exponen directamente a la luz.

esmaltes de unas - maquinas impresoras

Hoy podemos encontrar pigmentos con pequeñas partículas de metal que actúan de determinada forma cuando se les expone a un imán adecuado para las uñas antes de que el esmalte se seque, creando un efecto de estampado difuminado que resulta sumamente atractivo.

El último grito de moda en esmaltes de uñas son las máquinas automáticas en las que se introduce cada uña y se elige el dibujo que se quiere. La máquina imprime el dibujo en cada uña de tal modo que se genera un efecto espectacular y de lo más a la moda que aseguran que dura mucho más que el esmalte normal.

Si bien estas máquinas se han convertido en toda una revolución, todavía hay quien prefiere pintarse las uñas a mano con la ayuda de pinceles muy finos con los que se realizan verdaderas obras de arte en miniatura.

Dejar una respuesta