Ideas para decorar tu cuarto con poco dinero

1
Ideas para decorar tu cuarto con poco dinero
1 voto - 5

A veces queremos renovar la decoración de nuestra habitación pero los precios de las herramientas no nos dejan. Decorar es un arte que todos podemos realizar, siempre y cuando lo desarrollemos de acuerdo a nuestros gustos propios y estilo.

Después de un tiempo, solemos aburrirnos de tener el mismo estilo, color o muebles en nuestra habitación, y optamos por un cambio.

Si deseas cambiar la imagen de tu habitación pero no quieres quedar en bancarrota en el intento, a continuación te nombramos algunas ideas para decorar tu cuarto con poco dinero:

Antes de iniciar con el proceso limpia completa y profundamente tu habitación. De este modo podrás deshacerte de las cosas que ya no usas y dejar más espacio para los nuevos cambios. Organiza por completo todos tus objetos para que puedas saber el espacio con el que cuentas.

decorar-el-cuarto

Quita las cortinas y decoraciones que adornen tu pared y techo. Al hacer esto, estás abriendo las posibilidades, dando chance al nuevo estilo que está por adoptar tu cuarto.

Dale un toque orgánico a tu habitación, introduciendo algunas flores y un jarrón. No es necesario que gastes mucho dinero en un arreglo floral enorme, con algunas flores de tu preferencia y un lindo porrón es más que suficiente. Puedes decorar el porrón a tu gusto pintándolo con un diseño de tu preferencia. Las flores le dan un toque orgánico a la decoración. Si te preocupa que se marchiten, y tu idea no dure mucho tiempo, no te preocupes, las flores marchitas lucen incluso más chic que las vivas.

Elige la parte de tu habitación que quieres que sea el centro de atención. Al tener un punto destacado, evitarás decorar innecesariamente ciertas áreas. Toda habitación debe constar de un punto central que llame la atención. Aquí podrás destacar cuadros, esculturas, afiches, o cualquier otro adorno que quieras colocar.

Antes de comprar muebles nuevos, asegúrate de que los tuyos aún sean funcionales. Si este es el caso, proponte arreglarlos. Puedes pintarlos de otro color, añadirle nuevos adornos o simplemente darle otro uso. Lo importante es aprovechar al máximo los recursos que ya tienes antes de gastar dinero comprando otros.

Cambia el color de las paredes. Para esto puedes utilizar pinturas que ya tengas en tu casa que le hayan sobrado a algún amigo, familiar o vecino y desee donarte. Si en definitiva no consigues pinturas usadas, destina un poco de dinero a comprar unas nuevas. No te excedas, con dos colores es más que suficiente. Asegúrate de escoger colores que combinen con los elementos que ya tienes, o que en su defecto, puedas adaptar los muebles a esos colores.

Construye o personaliza las lámparas. En internet podrás encontrar muchísimos tutoriales para renovar lámparas. También puedes simplemente dejar volar a tu creatividad, y escoger adaptaciones propias de tu estilo. Asegúrate que las lámparas combinen de alguna u otra forma con la temática que quieres darle a tu habitación. Para ello utiliza materiales de reciclaje o que estén sin uso en tu casa, como retazos de telas viejas, pedazos de madera, etc.

Si utilizas cortinas de tela puedes renovarlas personalizándolas, ya sea pintándolas o agregándole telas que combinen. Si utilizas persianas límpialas bien y decide si combinan y quieres quedártelas o si deseas comprar unas nuevas. Si se te da la costura, cose unas nuevas cortinas.

Mueve los muebles que tengas en tu habitación para dar un cambio instantáneo sin necesidad de comprar nada. Una vez cambiados de lugar, podrás evidenciar si deseas mantenerlos igual o prefieres hacerle algunos cambios o simplemente deshacerte de alguno. Es importante que agotes todas las alternativas antes de ir de compras, ya que la idea es sacarle el mayor provecho a los objetos que tengas, en especial si son completamente funcionales aún.

Si tenías posters, fotografías o afiches en tus paredes, y aún te gustan mucho, renuévalos enmarcándolos. Colócales un marco distinto a cada uno, elaborándolo con materiales como cartulina, pinturas, foami o madera. La idea es que le des un aire nuevo a esos afiches que tienes desde hace tiempo. También puedes cambiarlos de lugar y posición para favorecer el cambio que has decidido llevar a cabo en tu habitación.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta